Hablar en público: Crear imágenes en nuestra audiencia

hablar-en-publico

Todos tenemos amigos que son grandes contadores de anécdotas y nos gusta tenerlos cerca en las cenas, comidas, etc. Más allá de la historia que cuenten, la clave del éxito es que tienen un lenguaje… visual: sus palabras crean imágenes.
El lenguaje visual o gráfico consigue que nuestra charla sea más atractiva y atrape al foro. Pero hay un motivo más profundo. Recurro a un personaje que utilizaba bastante bien su cerebro, Albert Einstein:
“Las palabras, ya sean habladas o escritas, no parecen jugar ningún papel en el mecanismo de formación de mis pensamientos. El lenguaje que parece prevalecer en la articulación de pensamientos son ciertos símbolos e imágenes que pueden ser reproducidas y combinadas a voluntad”.
Es decir, las imágenes son el recurso que tiene la mente para interpretar la realidad. Cuando queremos transmitir una sensación, emoción, ilusión, etc…Necesitamos que quien nos escuche “vea”. Os pondré un ejemplo.
Intervine en un foro de universitarios y recién licenciados. Uno de los objetivos de mi ponencia era darles algunas pistas para convencer en las entrevistas de trabajo. Iré directo a la escena.
– ¿Alguno de vosotros ha estado en Londres trabajando, aunque sea de camarero?, pregunté
(Varias manos levantadas)
– Supongo que lo explicáis en las entrevistas…por ejemplo – señalé a una chica de la primera fila – ¿cómo lo explicaste?
– Bueno…he contado que estuve un año en Inglaterra…estudiando inglés por las mañanas y trabajando por las tardes en una cafetería.
– Y, entiendo que lo que querías transmitir es que sabes inglés y tu capacidad de comprometerte, esfuerzo para poder pagarte la estancia, en fin… valores de gran interés para la empresa
– …mmm, sí…que sé inglés…contestó sonriendo
– Estarás de acuerdo que también tu experiencia ayuda a que tu interlocutor perciba tu esfuerzo, etc.
– Sí, sí, claro.
– Déjame improvisar – carraspeé – quizá yo hubiese dicho…
“…recuerdo como si fuese ayer, saltar a la calle a 7 de la madrugada, todavía de noche, envuelta en mi bufanda gigante el aire helado que me cortaba los labios… y volver agotada al apartamento a la hora de cenar…casi escucho cómo crujía la nieve bajo los pies. ¡Fue una época intensa! “

Le expliqué que la entrevistadora cuando estuviese revisando los currículums, entrevistas, etc. … ¡se acordaría de ella!…y lo haría, entre otras cosas,…porque creó una imagen en su cabeza. Además era una imagen que transmitía el esfuerzo y compromiso al que me refería antes.
Hace sólo unos días, en una charla con gestores de clientes intentaba convencerles que era más efectivo actualizar el seguimiento comercial en un nuevo software, etc. En un momento dado, les dije:
“¿os acordáis cuando en los autobuses se fumaba?, aquella niebla que ocultaba los asientos de atrás,…los cigarrillos que desbordaban los ceniceros?…o la nube de humo de la que aparecía un médico con un cigarro en la boca, ¿verdad que ahora lo vemos como algo muy antiguo…trasnochado? ….pues…así veréis la forma que hacéis el seguimiento dentro de unos meses, cuando llevéis un tiempo con el nuevo software, bla bla…”
Hubo risas (buena señal)… ¡los gestores se habían quedado con la imagen!…la imagen que transmitía el mensaje que yo quería.
Cuando hablamos en público, crear imágenes es una habilidad que mantiene la atención de nuestra audiencia y hace más efectiva nuestra exposición.
El mejor ejemplo lo extraigo de una escena de la película “El Cartero y Pablo Neruda”: sentado junto al mar, el poeta le recita unas estrofas y, cuando acaba, el cartero le dice…”me he mareado”, “me sentía como una barca sacudida por todas esas palabras”. La explicación está en que Neruda crea imágenes y sensaciones con las palabras.
Si queréis descubrir si sentís lo mismos, mirad este vídeo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *